Las herramientas de estadística descriptiva nos permiten, como su nombre lo indica, describir un conjunto de datos de cualquier tamaño, a través de medidas estadísticas numéricas, que nos permiten conocer de manera rápida qué valores asumen nuestros datos y qué tan distribuidos están, entre otras inferencias que podemos realizar.

Sin emplear demasiados detalles técnicos por el momento, entre estas medidas estadísticas tenemos, por ejemplo:

  • Media o promedio: es uno de los valores estadísticos más conocidos y potentes, ya que procesa todos los valores asumidos por una variable y devuelve un valor único que de algún modo representa a todos los datos, surgido de dividir la suma de todos los valores entre la cantidad de registros. Su desventaja: es muy sensible a valores demasiado altos o bajos, que pueden alterar la representatividad de esta medida.
  • Mediana: si ordenamos el conjunto de valores de mayor a menor, es el valor que se ubica justo a la mitad del ordenamiento. Si bien puede ser igual a la media en algunos casos, lo más frecuente es que no lo sea, y por lo tanto resultan complementarios.
  • Moda: de un conjunto de datos, es el valor que más se repite (o el más “popular”). Nuevamente, resulta complementaria a las dos anteriores para conocer los valores centrales de nuestros datos.
  • Varianza: es un valor estadístico que se incrementa cuanto más dispersos están nuestros datos de sus valores centrales (media). Datos con mucha variación, tendrán una varianza elevada
  • Desviación estándar: es la raíz cuadrada de la varianza
  • Mínimo y máximo: son los valores extremos que asume nuestro conjunto de datos, el menor y el mayor respectivamente
  • Rango: es la diferencia entre el valor mínimo y el máximo

Son muchos, ¿verdad? Lo bueno: con un poco de práctica podrás interpretarlos y obtener conocimientos de tus datos. Lo mejor: ¡hay una herramienta de Excel que nos permite obtenerlos de una sola vez, sin cálculos complejos ni fórmulas!

Supongamos que contamos con el siguiente conjunto de datos referidos a distintos tipos de propiedades y nos interesa describirlos estadísticamente:

Seguiremos los siguientes pasos:

1. Verifica si en la pestaña Datos, cuentas con la herramienta Análisis de datos (si ya la tienes, procede al paso 4).

2. Si no cuentas con la herramienta Análisis de datos, dirígete a Archivo > Opciones > Complementos, y abajo, en Administrar: Complementos de Excel, presiona Ir


3. Activa el complemento Herramientas para Análisis y presiona Aceptar

4.Dentro de Datos > Análisis de datos , selecciona Estadística descriptiva en la ventana que se abrirá a continuación

5. Luego, configura los campos de acuerdo con tu preferencia. Yo he seleccionado el rango de datos de Habitaciones, que va de B1 a B21, y seleccionado “Rótulos en primera fila”, que le indica a Excel que la primera fila contiene el encabezado. También, he configurado el destino de la tabla estadística en la celda F1, que puedes configurar a tu gusto.

6. Presionamos Aceptar cuando esté todo listo

Y en un instante, hemos obtenido toda la información que estábamos buscando para estos datos.

¿Te animas a sacar conclusiones? ¿Qué tal si lo aplicas para la columna precio de venta? ¡Coméntanos lo que aprendes de tus datos!

Puedes descargar los datos de ejemplo aquí.